Restauración del Stmo. Cristo de la Salud

La imagen del Santísimo Cristo de la Salud, se pondrá en las manos del restaurador Antonio Custodio López García, Licenciado de Bellas Artes, conservación y Restauración de Bienes Culturales por la Universidad de Sevilla. Formado también en el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico. Ha colaborado en muchas ocasiones con la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta de Andalucía. Y que desde 2004 ha realizado innumerables trabajos de restauración y conservación que ha realizado en toda Andalucía y parte de España.

Pasamos a continuación a detallar el estado de conservación de nuestro titular y el proyecto de intervención a realizar.

La imagen del Sumo. Cristo de la Salud, es una talla realizada en diferentes bloques longitudinales ensamblados a unión viva, a excepción de los brazos que se encuentran dispuesto a contraveta. El estado de conservación es en general bastante estable debido a la restauración practicada en 1996 por la empresa Cambil y Trujillo de Guadix; sin embargo se observan diversas alteraciones relacionadas con las características propias del soporte y condiciones microclimáticas en la que se encuentra expuesta la imagen:

– Desencolados parciales, en las uniones de los brazos en torso o talón, como consecuencia de los movimientos de contracción y dilatación de la madera ante los cambios de humedad y temperatura y escasa curación de las maderas empleadas.
– Directamente relacionado con el anterior caso encontramos levantamientos de policromía en el sudario y zonas adyacentes a dichos desencolados.
– El sudario se encuentra totalmente repintado debido a una intervención anterior que oculta la policromía original.
– Desgastes y pérdidas de policromía como consecuencia de la manipulación de la talla, uso de pértigas de apoyo para la cruz y por el tradicional acto de besapiés.
– Suciedad generalizada y grasa superficial.

Criterios de intervención
A la hora de intervenir la imagen se utilizarán las normas y criterios que establecen los organismos e instituciones con competencias en patrimonio cultural y que se definen a continuación:
– Mínima intervención. Todo tratamiento estará justificado en función del deterioro que presente y evitando siempre los tratamientos innecesarios o excesivos.
– Respeto al original y a los valores históricos, artísticos y culturales de la imagen; sin obviar su función de culto y devociones propia de una imagen religiosa.
– Uso de materiales estables (que cumplan su función el mayor tiempo posible), afines al original (y por tanto de similar comportamiento a los utilizados en su ejecución) y reversibles (que puedan ser eliminados con cierta facilidad cuando se deterioren).

Tratamiento propuesto
– Fijación del estrato policromo con el objetivo de recuperar la adhesión de los diferentes estratos policromos entre sí y de los mismos al soporte. Se propone el uso de cola animal hidratada por afinidad con los materiales originales, aplicándose por impregnación o inyección y favoreciendo finalmente el proceso con espátula térmica.
– Limpieza de la policromía. Retirada de la suciedad superficial mediante los medios químicos obtenidos en el test de solubilidad.
– Eliminación del repinte del sudario, tras analizar el estado de conservación de policromía original y establecer los medios técnicos necesarios para permitir una correcta eliminación.
– Consolidación de grietas y fisuras. Inyección previa de adhesivo para proceder posteriormente a la consolidación con láminas de madera y APV o pasta de madera según el caso.
– Nivelado de las pérdidas de policromía utilizando para ello estuco tradicional. Una vez seco se engrasará con bisturí y finas lijas de agua.
– Reintegración cromática de pérdidas y desgaste. Para el restablecimiento de la lectura formal es necesario el retoque de las faltas de policromía, empleando materiales estables y reversibles (acuarela y/o pigmentos al barniz).

Plazos de intervención
– La imagen será retirada del culto de forma inmediata tras el Vernes Santo.
– La vuelta se realizará dependiendo del trabajo que suponga la eliminación del repinte del sudario a finales del mes de mayo o mediados de junio.

Toda esta información elaborada por el restaurador, además de toda la documentación solicitada por la Diócesis de Jaén para la restauración de imágenes (DECRETO 2018-03-31) fue entregada y aprobada por la Delegación de Patrimonio y Liturgia de nuestra Diócesis.

Además acorde a los Estatutos Marco de la Diócesis de Jaén para Hermandades, al no ser un presupuesto extraordinario, puesto que no supera al 80% del presupuesto ordinario de nuestra Hermandad, no es necesario elevar dichos trámites a una Junta General de Hermanos y se puede tramitar desde la Junta de Gobierno todos los trámites, como así nuestra Hermandad ha realizado, mirando siempre por el bien más preciado de la misma, el Santísimo Cristo de la Salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *